• Facebook
  • Twitter
  • RSS

La santa cena - Sermon

Ratio:  / 2
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

LA BENDITA MESA DEL SEÑOR

1. La SANTA CENA fue establecida por nuestro SEÑOR JESUCRISTO la última noche de su existencia terrenal (Mt.26.26–29; Mr.14.22–25; Lc.22.14–20).

2. El día después, el pueblo judío iba a matar un cordero para celebrar la pascua. Pero nuestro SEÑOR se adelanta y lo celebra la noche antes. Pues se entiende que él mismo iba a ser el Cordero de Dios que iba ser sacrificado en el tiempo en que se mataba el cordero pascual tradicional (Jn.1.29; 2.4; Mt.26.45).

3. Más de mil años atrás, Dios había ordenado, en vísperas de la salida de Egipto, que cada familia matase un cordero y que lo comieran de prisa (Ex.12.6-8). De la sangre derramada de ese cordero debía aplicarse sobre la puerta de las casas para evitar que el ángel de la muerte los matara (Ex.12.13).

4. Lo hecho en Egipto fue un sacrificio y una cena. Lo que se hace en el Nuevo Testamento es repetición simbólica de lo que se hizo en Egipto. Lo celebrado en Egipto era sombra. Apuntaba a lo que iba ocurrir en el cumplimiento del tiempo, que se da en el Nuevo Testamento.

5. En Egipto se mató corderos para salvar la vida de unos pocos miles de primogénitos. En el Nuevo Testamento se sacrifica al UNIGENITO CORDERO DE DIOS para salvar a toda la humanidad que crea en ese evento magno.

6. Una lectura detenida de Lucas 22 arroja luz sobre cómo fue que se celebró la Cena. Y qué aspecto especial se añadió. Además, nos ayuda a entender qué terminaba y qué seguía. Qué cosa llegaba a su fin y qué otra cosa superior tenía su nacimiento allí.

7. Partamos del hecho que Lucas menciona copa de vino dos veces esa noche:

(1) Lc. 22.17 “Tomando la copa…” y

(2) Lc.22.20 “….después de haber cenado, tomó la copa…” .

Entre uno y otro momento hay espacio de tiempo y hay una carga espiritual diferente. En el primer caso, CRISTO bendice la copa común, igual que nosotros oramos por la comida. La segunda copa es una copa “después de la cena”. No como parte de la cena, sino que una copa “…después…” de la cena.

8. De la primera copa se dice que Jesús “…dio gracias...”, oración común que se hace para bendecir los productos de la Tierra que sustentan la vida. Pero, para la segunda copa de vino (Luc.22.20) nuestro SEÑOR invoca unas palabras poderosas y especiales nunca antes pronunciadas: “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre”. Dice: “…esta copa…”, y refiere a la segunda copa.

9. De manera que en Lucas queda claro que esa noche Jesús hizo uso de dos copas. Una para la cena común y otra especial para la institución de LA CENA. De aquí podemos concluir, que hubo dos momentos históricos: El momento de la cena pascual y el momento de institución de LA CENA centrada en ÉL mismo. Es posible que los hermanos en Corinto no habían entendido esta diferencia, y hacían todo como si fuera un solo momento (1Cor.11). Pues es fácil confundirse.

10. Igual debe haber ocurrido con el pan, digo debe porque en Lucas el texto no es tan explícito con el pan como lo es con el vino, pero es natural suponerlo.

11. Hasta aquí nos queda claro que JESÚS celebró con sus discípulos una cena común de pascua. Y al final de esa cena común de pascua, instituyó LA CENA. Como algo aparte, especial, una nueva revelación.

12. Ninguna otra religión del mundo realiza lo que la iglesia cristiana realiza. Esas religiones no poseen esos poderosos signos de fe y esperanza en el retorno del GRAN SALVADOR.

14. Debe quedar claro que la SANTA CENA es infinitamente superior en su carga espiritual que la cena común que Jesús hiciera con sus discípulos esa misma noche. Y que regularmente se hace con sus elementos vitales que son pan y vino.

15. La cena común llegó a representar la socialización, a nivel humano entre los hermanos. Mientras la CENA INSTITUIDA representa la manifestación de fe y esperanza colectiva, en la dimensión vertical, en o hacia DIOS. Aun cuando se argumente que la cena común era para Israel, no por eso deja de verse valor social en ello para hoy.

16. De todas formas, es fácil sacar la conclusión de que la cena común pascual no es obligado para nosotros. Es así porque todos sus aspectos teológicos ya se cumplieron todos. Esto lo entiendo más así por una conclusión a la que llegué, que digo que Dios me lo hizo entender y es esto: JESUS celebra, como judío, la cena judía. Como judío, debía insertarse en la esperanza judía, para desde allí darle su más plena realización. Una realización más completa, más amplio, más universal. Como el cumplidor de esa esperanza, ÉL pone fin a ese “rito simbólico”. Por eso termina la cena pascual y da comienzo a otra CENA mayor, a SU CENA que Lucas narra.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar