Predicas Cristianas, Estudios Biblicos, Sermones, Bosquejos Biblicos

Andando en el Espíritu - Predicacion




Ratio:  / 0
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Gálatas 4:16

I. EL SOPLO DE DIOS NOS HACE DIFERENTE A LA DEMÁS CREACIÓN.

A. Nos hizo un alma viviente.

i. Nos hizo tener conciencia de Dios.

ii. Nos hizo tener conciencia de nosotros mismos.

iii. Nos hizo tener conciencia del resto de la creación.

B. Nos impartió la vida en tres aspectos importantes: "Ciertamente espíritu hay en el hombre, y el soplo del Omnipotente le hace que entienda" (Job 32:8)

i. Vida espiritual

ii. Vida intelectual

iii. Vida física.

C. Dios nos hizo para que señoreemos sobre las cosas creadas en esta tierra.

i. Nos dio poder espiritual

ii. Nos dio poder intelectual

iii. Nos dio poder físico "Y los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos y llenad la tierra, sojuzgadla y señoread en los peces del mar y en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueve sobre la tierra" (Gen. 1:28)

1. Dios habilitó al hombre en cinco niveles:

a. Para producir (fructificad)

b. Para multiplicar lo que produce (Multiplicaos)

c. Para expander lo que ha multiplicado (Llenad la tierra)

d. Para conquistar los lugares donde no se ha expandido (sojuzgadla)

e. Para tener dominio en todo lo que ha alcanzado (Y señoread) (Salmo 8)

2. Aun Jesús como Dios en forma de hombre creció con estos tres aspectos de vida para recibir la facultad de señorear. "Y Jesús crecía en sabiduría (vida intelectual), y en estatura (Vida física) y en gracia para con Dios (Vida espiritual) y para con los hombres. (S. Lucas 2:52)

D. Dios nos hizo para que tuviéramos una perfecta correspondencia con él y con nosotros mismos.

i. Dios es para el espíritu, el espíritu para el alma, el alma para el cuerpo y el cuerpo para el mundo, a fin de que el mundo esté sujeto al cuerpo, el cuerpo esté sujeto al alma, el alma esté sujeto al espíritu y el espíritu esté sujeto a Dios.

II. DESCONOCER LA FUNCIÓN TRIPARTITA DE NUESTRA VIDA ES IGNORAR COMO ESTAR EN COMUNIÓN CON DIOS.

A. Este tema es de suprema importancia porque afecta tremendamente la vida espiritual del creyente.

B. Un creyente no podrá entender lo que es la vida espiritual si no sabe la extensión de la vida en el espíritu. "Efesios 3:16-19: Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior (o sea nuestro espíritu) por su espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones (o sea nuestra alma), a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seas plenamente capaces de comprender con todos los santos cual sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento (o sea la sabiduría del espíritu es mayor que la sabiduría del alma), para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. (O sea tener un contacto directo y completo con Dios en nuestro espíritu)

C. Ignorar lo que distingue el espíritu del alma es fatal a la madurez espiritual.

i. Sin este conocimiento no podemos crecer espiritualmente.

ii. El conocimiento espiritual es importante para la vida espiritual.

D. Todo Cristiano debe saber que puede vivir en dos clases de vida con respecto a su posición con Dios:

i. Vida espiritual

ii. Vida en la carne.

1. Vivir la vida en la carne es vivir bajo los instintos del alma y no en los del espíritu nuestro.

2. La Palabra de Dios es una arma vital para definir nuestra vida en el espíritu. "Hebreos 4:12: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y mas cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir (gr. Merismos=separación o distribución) el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón".

a. Esto toma efecto solamente cuando el alma ha subyugado su voluntad al espíritu.

b. Toma lugar cuando el espíritu no puede tener comunión con Dios debido a que el alma esta tomando prioridad con sus emociones, sentimientos y voluntad y la palabra viene a ser auxiliadora.

c. Toma lugar cuando el hombre por la fe recibe a Cristo y pasa del estado carnal al estado espiritual.

i. Esto es cuando el hombre esta viviendo una vida en la carne y no puede por su propia cuenta agradar a Dios, porque su espíritu no está conectado con Dios.

d. Toma lugar cuando la voluntad del alma permite que el espíritu entre en comunión directa con Dios.

e. Este cambio de posición de alma al espíritu es conocido en la Biblia como:

i. Regeneración.

ii. Resucitar juntamente con Cristo

iii. Nacer de nuevo

iv. Nuevas criaturas

v. Ser trasladados del reino de las tinieblas a la luz admirable de nuestro señor Jesucristo.

vi. Ser salvos.

3. Esto es tan de mucho valor y de vital importancia que cuando el cristiano muera no resucitará como un alma viviente, sino en un cuerpo espiritual. "Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual" (1 Cor. 15:44)

a. Nosotros no estamos ahora unidos al primer Adán el cual era alma viviente; sino al segundo Adán Cristo Jesús quien es espíritu vivificante. "Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; y el segundo Adán, espíritu vivificante". (1 Cor. 15:45)

4. De los tres elementos, el espíritu es la parte mas noble porque este es el que nos une con Dios.

5. El cuerpo es la parte mas baja porque nos comunica con lo material, el alma por supuesto debido a que está en medio de los dos: espíritu y cuerpo, une a los dos en uno.

a. Esto sería peligroso para el espíritu si el alma está fuera del control divino porque no hay voluntad de orientarse a su Dios.

6. El alma no podrá tener comunión con Dios a menos de que no sea por el espíritu.

7. Cuando el espíritu está en contacto con Dios, entonces domina o ejerce control sobre el alma de acuerdo a Dios y el alma controla el cuerpo de acuerdo a la ley del espíritu de Vida y pone todas las cosas del mundo sujetas al cuerpo.

III. CUANDO EL ESPÍRITU ESTA EN CONTACTO CON DIOS, NUESTRO CUERPO VIENE A SER UN TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO.

A. Esto significa que ya pertenecemos a Dios. "O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios y que no sois vuestros?. Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu los cuales son de Dios" (1 Cor. 6:19-20) "No sabéis que sois templo de Dios, y que el espíritu de Dios mora en vosotros? (1 Cor. 3:16)

B. Esto significa que somos hijos de Dios. "Porque todos los que son guiados por el espíritu de Dios, estos son hijos de Dios" (Rom. 8:14) "Es espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios" (Rom. 8:16)

C. Nuestro cuerpo es hecho con la misma estructura que tuvo el tabernáculo y el templo de Jerusalén. "Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaba el candelabro, la mesa y los panes de la proposición. Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo, llamada el Lugar Santísimo, el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto; y sobre ella los querubines de gloria cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle" (Hebreos 9:2-5) "Así mismo harás el atrio del tabernáculo. Al lado meridional, al sur, tendrá el atrio cortinas de lino torcido, de cien codos de longitud para un lado" (Éxodo 27:9)

D. Desde el momento en que nuestro cuerpo viene a ser el templo, se divide en la misma forma que el tabernáculo:

i. espíritu: El lugar Santísimo

ii. El alma: El lugar Santo

iii. El cuerpo: El atrio.

E. El orden el cual Dios presenta en nosotros es eniquivocable:

i. Primero es el espíritu

ii. Segundo el alma

iii. Tercero el cuerpo "Y el mismo Dios de paz os santifique por complete; todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo" (1 Tes. 5:23)

iv. El espíritu es la parte preeminente de nosotros, por eso es mencionado primero.

1. Aunque aparentemente el cuerpo del hombre fue hecho primero y luego vino el soplo, no es la materia lo primero sino nuestra esencia o sea nuestro espíritu. Hemos salido de Dios y somos de Dios.

v. Debido a este orden podemos ver la perfecta armonía entre el templo y el hombre con respecto al orden y valor.

vi. El servicio del templo se movía de acuerdo a la revelación en el lugar santísimo.

vii. Toda actividad en el Lugar Santo y en el atrio era regulada por la presencia de Dios en el Lugar Santísimo.

1. Esta era la parte mas santa del tabernáculo.

2. Era el lugar sobre el cual las cuatro esquinas del templo convergían y descansaban.

3. En el lugar santo toda actividad se ve que es hecha por los sacerdotes, pero esos sacerdotes trabajaban de acuerdo a la revelación que venia del lugar santísimo.

a. Durante el año toda la actividad se llevaba a cabo en el lugar santo y el atrio.

b. El lugar santísimo era un lugar de silencio, quietud, gloria, sin aparente movimiento, mas sin embargo era la fuente de la gloria de Dios y su revelación.

c. Era en ese lugar santísimo donde se efectuaba el perdón de todos los pecados del pueblo una vez al año.

d. Era allí donde estaba el lugar del propiciatorio el cual era rociado con la sangre expiatoria del animal sacrificado por el pueblo.

i. De igual manera, cuando la sangre de Cristo fue aplicada a nuestra vida, fue nuestro espíritu el que fue rociado. "Elegidos según la presencia de Dios Padre en santificación del espíritu, para ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas" (1 Pedro 1:2)

4. No es difícil percibir la aplicación espiritual que el tabernáculo y su función nos enseña.

a. El espíritu nuestro es el asiento, el trono de Dios. Y es de allí donde el alma y el cuerpo son controlados por nuestro espíritu que está en Dios.

b. Nuestra alma que equivale al lugar santo, es donde se llevan a cabo todas las actividades sacerdotales.

i. Tal parece que el alma es el master de todas las acciones, pero cuando el espíritu está conectado con Dios, es el espíritu el que controla todas las acciones del alma.

ii. Tenemos en nuestro lugar santo (el alma) al Sumo Sacerdote llevando a cabo el trabajo sacerdotal. Tener la mente de Cristo es tener la ministración sacerdotal de Cristo en nuestra alma o se a en nuestra mente. Pablo dice: "Que tenemos la mente de Cristo" .(1 Cor. 2:16)

iii. Por consiguiente, el alma controla nuestro cuerpo ya que en el alma están: la mente, la voluntad y las emociones.

c. El atrio de nuestro templo es el cuerpo.

i. Es el lugar de los sacrificios. "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis nuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios que es vuestro culto racional" (Rom. 12:1)

IV. COMO CRISTIANOS DIOS NOS LLAMA A VIVIR EN EL ESPÍRITU.

A. Es peligroso vivir bajo el poder de nuestra alma.

i. Esto es si nuestro espíritu no está conectado con Dios.

ii. Vivir bajo el poder de nuestra alma es vivir desconectados con nuestro espíritu.

iii. Cuando el alma sobrepasa en poder al espíritu nuestro, las ordenes que le pudiera mandar a nuestro cuerpo pudieran ser fatales.

iv. Pudiéramos vivir engañados con nuestras emociones, pensando que estamos sintiendo el gozo del Señor, que estamos siendo guiados por Dios, cuando en verdad no hay presencia de Dios en nuestro Lugar Santísimo que es nuestro espíritu.

v. Efesios 2:1-3 nos enseña la forma en que el cristiano a sido resucitado de su muerte espiritual a una nueva vida en Cristo Jesús: "Y el os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados., en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, hacienda la voluntad de la carne y de los pensamientos (vida animal o con vida del alma solamente), y éramos por naturaleza hijos de ira lo mismo que los demás".

B. Es en el espíritu que están:

i. La conciencia de Dios y el discernimiento verdadero de las cosas. "Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre la cual escudriña lo mas profundo del corazón" (Prov. 20:27).

ii. La intuición:

1. envuelve nuestra percepción directa independiente de cualquier influencia exterior.

2. Es el conocimiento que viene a nosotros sin la ayuda de nuestra mente, nuestras emociones y nuestra voluntad.

3. Nosotros sabemos las cosas de Dios por medio de la intuición de nuestro espíritu y la mente nos ayuda a entender. "Porque quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así también nadie conoció las cosas de Dios, sino el espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, (poder del alma solamente) sino el espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. Por lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por la sabiduría humana (La mente o el alma solamente), sino con las que enseña el espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual (O sea uniendo el espíritu de Dios con nuestro espíritu)" (1 Cor. 2:11-13)

iii. La comunión.

1. Es la adoración a Dios.

2. Solamente aquellos que viven en el espíritu son los verdaderos adoradores.

3. Adorar a Dios con el alma solamente es en vano, ya que el alma no puede conectarse a Dios sino solamente por medio de nuestro espíritu.

4. Dios no puede ser atraído por nuestros pensamientos, sentimientos o intenciones, ya que el puede solamente ser conocido directamente por nuestro espíritu.

5. La adoración se da de espíritu a espíritu, no de alma a espíritu.

V. EXPRESIONES DE LA FUNCIÓN DE LA COMUNIÓN DEL ESPÍRITU DEL HOMBRE CON DIOS.

A. Lucas 1:46-47: "Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador".

i. La única manera en que el alma puede engrandecer al Señor es cuando el espíritu se regocija en Dios.

B. Juan 4:24: "Dios es espíritu y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren".

C. Romanos 1:9: "Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su hijo,…".

D. 1 Cor. 6:17: "Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él".

E. 1 Cor. 14:15: "Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendiendo".

F. 1Cor. 14:16: "Pero si bendices solo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente cómo dirá el Amen a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho"

G. Apoc. 21:10: "Y me llevó en el espíritu a un monte alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios."

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar