• Facebook
  • Twitter
  • RSS

La escuela de Dios - Estudio Bíblico

Ratio:  / 0
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

"Abraham en la escuela de Dios"

Introducción:

Aun resuenan las palabras de mi madre cuando me dejo frente a la escuela cuando niño.  "Recuerda, mucho a la escuela se va a aprender".  Esas palabras de mi madre son también aplicables a nuestra vida como creyente. Son muchas las lecciones que nuestro gran Dios buscara inculcar a nuestro corazón; desde la conversión hasta nuestro ultimo día aquí en la tierra.

EL LLAMADO DE ABRAHAM

(Gen.12:1-4)

Uno de los primeros estudiantes que fue ingresado a la escuela de Dios fue el patriarca Abraham. Su llamamiento vino a el cuando se encuentra en "Ur de los Caldeos" (conocido hoy como Irak). "Sal de tu tierra y de tu parentela a la tierra que yo te mostrare"

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Ser parte del pueblo de Dios implica dos cosas:

1) Es un "Salir de (el mundo, el  pecado etc.); pero también es 2) "Entrar a: (la nueva tierra, el nuevo nacimiento a una nueva vida en Cristo. Lo que es ser iglesia es precisamente esto amados: "Es un salir; pero también es un entrar a Dios y a sus gloriosos propósitos.

Vemos en el registro sagrado; que Abraham, el padre de la fe fue llamado a  una vida de separación. No fue una sugerencia divina; sino una orden. El "sal de"; tu tierra, parentela, la casa de tu padre; estas fueron las ordenes de separación y de marcha que el recibió.

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Cuando el Señor nos habla; ¿postergamos nuestra obediencia o obedecemos y nos  dejamos guiar por Él?.

ABRAHAM EN CANAÁN"

(Gen.12-4-9)

No le toma mucho tiempo a un creyente discernir que ir en pos de los propósitos de Dios no solo requiere obediencia sino que requiera que nuestra obediencia será puesta a prueba constantemente. Si observamos uno de esos mapas que esta en la parte final de nuestras biblias; notamos que para poder llegar a la tierra de Canaán Abraham tenia que: #1 cruzar el río Ufrates y; #2 pasar a través del desierto de Siria.

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Son innumerables "los Ufrates; y "los desiertos de Siria" que cada creyente tendrá que cruzar. Ministro del evangelio; yo al igual que usted he pasado mi Eufrate y mi desierto. Él ultimo que cruce (o mejor aun "me cruzaron"), fue cuando de repente pierdo a mi fiel compañera de 25 años de matrimonio en un accidente automovilístico en el estado de Pensilvania. Cuando el doctor vino a  mi salón de recuperación donde me encontraba con un brazo fracturado y tres costillas rotas y  me dijo; "Señor Córdova, lamento decirle que su esposa a fallecido". Se retiro fríamente y me quede solo. Recuerdo que las únicas palabras que salieron de mis labios fueron estas: "Jehová dio; Jehová quito sea en nombre de Jehová bendito". Son muchas las lecciones que el Señor me ha mostrado por ese cruce del desierto. Honremos a Dios no importa lo que el permita a nuestras vidas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar